Te estábamos esperando

Madre e hijo.
Un mimo que me llega desde la Capilla de Efeso en Buenos Aires.
Gracias +

Comentar esta anotacin »