Results > Its Tagged With > lacrimar

May 27

La Virgen lacrima en Puebla, México.

5

Martes, 20 de abril de 2010

Como si se tratara de un milagro o una manifestación divina, la Virgen de los Dolores, de la iglesia de Ocotlán, ubicada en la 30 Norte 1206, se ha convertido en el punto de fe en la Angelópolis: la imagen de la Madre de Jesús presenta lágrimas en sus ojos que aparecieron desde la Semana de Pascua.

En la parroquia de Ocotlán a un costado de altar, la Virgen de los Dolores mira suplicante al cielo, sus manos están juntas como haciendo una plegaria, su rostro refleja el sufrimiento de una madre y hace días sus ojos se llenaron de lágrimas. De la mirada de esta Virgen de madera se desbordan pequeñas lágrimas transparentes que ruedan por sus mejillas, una de ellas ronda la comisura de la boca, otra apenas se desprende del borde de los ojos, un hecho que sorprende a todos los que visitan esta iglesia poblana. Como Doña Silvia Irigoyen quien visiblemente conmovida se arrodilló al pie de la imagen: “Estoy triste porque si llora realmente por tanto dolor que le causamos los humanos imagínese como me siento porque soy también parte de ese sufrimiento porque seguramente he cometido muchos errores, me siento muy mal”.

Los responsables la parroquia de Ocotlán explican que las lágrimas de la Virgen podrían ser de resina tras la más reciente restauración de la imagen, ocurrida hace unas cuantas semanas, pero reconocen que hay algo de inexplicable en este hecho. Como lo señala el sacerdote Antonio Sánchez Salgado “Lo que si es admirable, es que le salen de los ojos no le salen de la nariz ni de la boca las gotas estas, entonces si salen nada más de los ojos y no hay una explicación científica entonces si sería un milagro pero todavía hay que investigar”.

Mientras la Iglesia Católica realiza las investigaciones científicas para verificar si se trata de un milagro, los fieles llegan a oleadas a la iglesia de la Virgen que llora, personas de la tercera edad, niños, enfermos que atraviesan en silencio el templo, se acercan al altar y la contemplan, al tiempo que sus propios ojos se llenan de lágrimas. Hilda Juárez observa la imagen con detenimiento, examina las lágrimas que surcan su rostro y con voz entrecortada dice: “Me siento emocionada y a la vez triste porque nunca antes había visto a la Virgen llorar”

Tras acercarse a la Virgen y hacer una oración, Doña Gloria Cansino busca una explicación a estos hechos: “Ahorita hay mucha delincuencia, muchas sectas y como que la fe se esta perdiendo y pienso que por eso la Santísima Virgen nos pide que volvamos a la fe a la oración para que podamos salvarnos”. Conmovido también hasta las lágrimas Don Brígido Sánchez asegura que la Virgen llora por la pérdida de fe y de valores: “Por todo lo malo que somos, muchos no respetamos la religión sino que la tiramos y que Dios nos perdone a todos porque unos en una forma, otros en otra pero ofendemos”.

Por su parte, la Comisión Diocesana de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Puebla emitió un boletín al respecto de estos hechos, donde aclara lo siguiente:

“Cuando se presentan estos fenómenos un estudio atento y esto evidentemente toma tiempo. La Iglesia lo hace consciente de la gran responsabilidad que tiene ante Dios, ante los fieles y por la misión que Jesús le ha confiado de guiar a todos a la verdad. En este caso se harán los debidos análisis y estudios para posteriormente informar a la sociedad con claridad”.

La parroquia de Ocotlán esta ubicada en la 14 oriente y 32 norte.

Agradecemos a nuestros lectores por enviarnos este texto que adjuntamos, el cual dictamina de modo claro sobre los hechos de Ocotlán, de los que informamos recientemente. Por otra parte, felicitamos a Monseñor Espinoza por tan diligente y efectiva investigación, reflejo del cuidado que un buen pastor hace de su rebaño.

Declaración del Señor Arzobispo sobre el caso de la imagen de la Virgen de Dolores que se venera en Nuestra Señora de Ocotlán

19 de Mayo de 2010

Informado por el P. Delfino Franco, Párroco de Nuestra Señora de Ocotlán, que la imagen de la Virgen de los Dolores que se venera en esa Parroquia parecía llorar, con la única intención de conocer y difundir la verdad, decidí crear una Comisión para realizar las debidas investigaciones, a fin de orientar a los fieles y a la opinión pública, conmovidos por esa noticia.

Dicha Comisión, integrada por los señores presbíteros Lic. Eugenio Lira, Lic. Mario Alvarado, Lic. Rogelio Montenegro y Sr. Cura Alfonso Niño; el Arqueólogo Eduardo Merlo, el Lic. Sebastián Cadena, y más recientemente, la Dra. María de Jesús Albuerne, realizó dos inspecciones oculares a la imagen, escuchó a algunos testigos, habló con el restaurador, Sr. Juan Carlos Ramírez, analizó las fotografías y videos entregados por el P. Delfino, con quien charló largamente en dos ocasiones, y revisó su informe escrito, el libro de visitas a la Parroquia de Ocotlán y los mensajes enviados por correo electrónico.

Al concluir la investigación, la Comisión me ha presentado un informe, que he analizado profundamente. Así, luego de una seria reflexión y de pedir luces a Dios Nuestro Señor, implorando la intercesión de su Madre María Santísima, declaro lo siguiente:

1º- Es indispensable tener presente que la fe de la Iglesia se fundamenta en una persona: Jesús de Nazaret, Dios verdadero que se ha encarnado para nuestra Salvación, y que en su Palabra, contenida en la Biblia y en la Tradición de la Iglesia, nos enseña todo lo que debemos creer, celebrar, vivir, orar y anunciar.

2º- El culto a la Virgen Santísima se dirige primeramente a Dios, de quien ella lo recibe todo; se lo tributamos reconociéndola como la más perfecta discípula y misionera de Jesús, y hace que, mientras se honra a la Madre, el Hijo sea mejor conocido, amado y glorificado, y sean cumplidos sus mandamientos (Lumen gentium, n. 66).

3º- Los milagros existen. Los cuatro evangelios y el libro de los Hechos dan testimonio de los milagros realizados por Jesús y sus discípulos, que actuaban en su nombre (Mt 4, 23; Hch 2, 22-24). De entre estos signos de la omnipotencia divina y de su poder amoroso y salvífico, destaca el “milagro de los milagros”: la resurrección de Jesús, razón de nuestra esperanza. Los demás milagros que se han dado a lo largo de la historia no son el fundamento de la fe, sino ayudas especiales que Dios concede para fortalecer la fe o para llevar a ella.

4º- En el caso concreto de la imagen de la Virgen de los Dolores que se venera en la Parroquia de Nuestra Señora de Ocotlán, declaro que durante la investigación, tanto la practicada directamente a la imagen como la realizada a través de videos y fotografías, no se encontraron más lágrimas que las lágrimas de poliuretano puestas por el restaurador, las cuales, por la forma en que fueron colocadas y por su brillantes, dan la impresión de ser reales.

5º- Considerando los hechos, exhorto a los fieles a proseguir en el conocimiento de nuestra fe, a celebrarla y vivirla en comunión con toda la Iglesia, y a dar a la Virgen Santísima un culto que conduzca siempre al encuentro con Jesús, para ser sólidos y entusiastas discípulos y misioneros suyos.

+ Víctor Sánchez Espinosa
Arzobispo de Puebla

Comentar esta anotacin »
Abr 23

Jesús llora sangre en Posadas, Argentina.

1

Comentar esta anotacin »