“Durante todo el mes de septiembre os dedicaréis a rezar el Santísimo Rosario continuado, rogando por la paz del mundo, por la conversión y ofreciendo vuestra fe sin claudicaciones.
En el noveno día del mes comprobaréis que el Señor está obrando en vuestros corazones. Hacedlo, no abandonéis al Señor.
El día de vuestra Madre ya lo sabéis, lo recordaréis todos los 25 de ese mes de cada año.
Amén. Amén.” – Mensaje 266

Comentar esta anotacin »