Me gustan los santos que dan su vida por las personas necesitadas y desfavorecidas.

Pienso en el sacerdote español que està pendiente de su diagnóstico sobre si se contagió del ébola por atender al subdirector del hospital donde trabaja..pedimos por él y que pueda volver pronto a España, donde se iba a recuperar y descansar por fin de su misión ya de edad cansada.

San Cayetano de Thiene, presbítero, que en Nápoles, en la región de la Campania, se entregó piadosamente a obras de caridad, especialmente a favor de los aquejados de enfermedades incurables, promovió cofradías para formar religiosamente a los laicos e instituyó los Clérigos Regulares Teatinos, para la reforma de la Iglesia, enseñando a sus discípulos a seguir la primitiva manera de vida apostólica.

Comentar esta anotacin »