Nada hay más pequeño y tan grande y tan lleno de amor y que consuela, ama, escucha..Dios consagrado en casa.