No se sabe por qué Juan Pablo II quiso mantener oculta esta foto por tantos años. La Santa Sede publicó hace poco, por vez primera, esta foto fue tomada por los responsables de la seguridad, en el preciso momento del atentado al Santo Padre, cuando éste caía en el Papamóvil, doblegado del dolor.

Según explicó Joaquín Navarro Valls, portavoz de la Santa Sede, fueron muchos años de estudio sobre el revelado de esta increíble foto y por supuesto sobr e la calidad de la película utilizada, ya que al primer momento del revelado no se lograba comprender la imagen porque no era muy nítida. Finalmente y luego de haberla sometida a miles de controles con los fotógrafos mas expertos del mundo, decidieron que no había ningún truco en ella y hoy nos regalan este bello don de la Madre de Dios.

Feliz día de San José