20 DE MARZO, 2011
321 MENSAJE DADO POR NUESTRA SEÑORA EN XEWKIJAXEWKIJA, GOZO
NO PERMITAN EL DIVORCIO

Mis queridos hijos e hijos de mi corazón. Esto es para que el padre Hayden se lo comunique a la gente.
Ahora, por medio de Angelik, se llevó a cabo una conversación entre la Señora y Marika.
La Señora: Marika, Imagino que, a menudo, vas de compras. Mientras estás comprando, si te dieras cuenta de que la fecha de caducidad de un producto ha expirado ¿Cómo reaccionarías, Marika?
Marika: Yo no haría mis compras en el mismo lugar otra vez
La Señora ¿No les informarías que la fecha de caducidad ha expirado?
Marika: No. Soy tímida.
La Señora: Y,¿ si fueras a otro lugar y ocurriera lo mismo, ¿qué harías, entonces?
Marika: En ese caso, si me ocurriera otra vez, lo diría.
La Señora: Y ¿Qué harías si el vendedor te sonriera y te dijera: “Ignore esa fecha. Permita que pasen cuatro meses más de esa fecha. El producto aún está bueno.” ¿Qué harías, entonces?
Marika: Lo rehusaría.
La Señora: Y ¿porqué la rehusarías, Marika?
Marika: Porque podría enfermar a mis hijos.
La Señora: ¿Persistirías, aún, aunque el vendedor tratara de convencerte probando él mismo el producto?
Marika: Lo rehusaría.
La Señora: Bien hecho, Marika. Has contestado bien.
Hijos míos, las respuestas que Marika ha dado esta noche fueron excelentes. Y muchos actúan tal como hace Marika, aunque con una diferencia.
Hijos míos, dentro de la vida matrimonial muchos están mirando cuánto tiempo han estado casados como para ver si la fecha “de caducidad” ya expiró. Entonces es inútil tratar de convencerles, a no ser que se reconcilien – Permanecen testarudos e insisten en que ya lo han pasado. Insisten en que los cuatro meses o los cuatro años, ¡ahora ya han pasado!
Verdaderamente, hijos míos, así está ocurriendo, aquí y en todo el mundo. Las familias se rompen y se destrozan porque se sostiene que su “fecha de caducidad” expiró.
Hijos míos, abran bien sus ojos. El tiempo está pasando. La decisión está en sus manos. Tengan mucho cuidado con lo que decidan hacer. Una vez introducido, el divorcio se expansionará en su país. Son ustedes los que pueden o bien generarse ustedes mismos el problema o bien, evitarlo. La elección es suya. Sean fuertes. Manténganse en sus creencias. Si los demás no lo están viendo, muéstrenle claramente cual es la verdad, hijos míos.
Hijos míos, les pido que en las pocas semanas que quedan – en los pocos meses que quedan, – estén ansiosos, ambos en pareja, despertando a los demás para que se unan en la oración del rosario, para que su país se aleje del divorcio.
No teman decir: ¡“No!”. No teman que sus propias creencias sean conocidas. Recen el rosario y hagan que otros lo recen. Recen el rosario y hagan que otros lo recen.
Gracias por haber atendido a mi llamada.