Ayer rezamos el Santo Rosario en Boadilla, alrededor del árbol y recibimos mensaje de la Virgen que os contaré con calma esta semana pues hemos llegado muy tarde.
Hubo un testimonio grandioso y es que el 27 de mayo vino por primera vez un señor al que invité ya que estaba enfermo desde hace tiempo, esperando un riñón; volvió el 27 de Junio a rezar con todos por la noche y el 27 de Julio fue trasplantado con inmenso éxito; hoy 27 de Agosto estaba dando gracias a la santísima Virgen con una fe inmensa y lleno de vida.
Gloria a Dios. Estoy inmensamente feliz pues cada día está pasando algo..
La Milagrosa dijo que quien bebiera de ese agua sanaría de cuerpo y de alma.