“Dichosos los invitados a participar en el banquete del Señor ”

Yo no puedo mi decir estas palabras, q son privativas de los santos sacerdotes en la Consagración..pero llevo días en que al escucharlas, me conmuevo y desbordan mis lágrimas de gozo; es demasiado regalo..alimento de almas y salud de los enfermos.