Domingo de pausa en medio del adviento..como anticipo a la alegría de ver a Jesuscristo Salvador.
La alegría cristiana es la q se tiene a pesar de barreras, obstáculos y dificultades; allí nadie puede destruir la alegría.
Nadie ha sufrido más que las almas santas.
La virtud que proporciona la auténtica alegría es la esperanza. La persona que la tenga, no será triste.
La alegría cristiana es completamente diferente a la alegría del mundo.
Vivamos la alegría de la esperanza.
“A la guerra seguirá la paz.
la noche desembocará en la alegría”.