Según las revelaciones privadas de Anna Catalina Emmerich.
“Contemplé la creación del alma santísima de María y su reunión con su purísima cuerpo”..
“Entonces vi esta gloria delante y separada de la faz de Dios.. y mientras tomaba figura humana vi que por voluntad de Dios se formaba indeciblemente bella.
Dios mostró la belleza de esta alma a los ángeles, que se alegraron indeciblemente con su belleza; no soy capaz de describir con palabras todo lo que veía y entendía”.

Comentar esta anotacin »