Anoche en la misa q celebran en Santa Elena, cada martes, bajo la obra de la Inmaculada Madre de Salta..tuve el regalo de Dios de recibir la Comunión de manos de El Padre Eduardo ..me gusta mucho el momento de después de la Consagración en que él se arrodilla ante Dios Padre consagrado y desaparece literalmente del altar..no se le ve y hoy la señora de delante mío le buscaba y no paraba de moverse para ver si subía..mientras sonaba con voz celestial la música que cantan en el Cerro. “Éste es el cordero de Dios..éste es el cordero de Dios..que quita el pecado del mundo..cordero de Dios ten piedad..”

Comentar esta anotacin »