Todos los santos

      1 comentario en Todos los santos

Quiero+ser+santo

Patriarcas que fuisteis la semilla
del árbol de la fe en siglos remotos,
al vencedor divino de la muerte,
rogadle por nosotros.

Profetas que rasgasteis inspirados
del porvenir el velo misterioso,
al que sacó la luz de las tinieblas,
rogadle por nosotros.

Almas cándidas, santos Inocentes,
que aumentáis de los ángeles el coro,
al que llamó a los niños a su lado,
rogadle por nosotros.

Apóstoles que echasteis en el mundo
de la Iglesia el cimiento poderoso,
al que es de la verdad depositario,
rogadle por nosotros.

Mártires que ganasteis vuestra palma
en la arena del circo, en sangre rojo,
al que os dio fortaleza en los combates,
rogadle por nosotros.

Vírgenes, semejantes a azucenas
que el verano vistió de nieve y oro,
al que es fuente de vida y hermosura,
rogadle por nosotros.

Monjes que de la vida en el combate
pedisteis paz al claustro silencioso,
al que es iris de calma en las tormentas,
rogadle por nosotros.

Doctores cuyas pluma nos legaron
de virtud y saber rico tesoro.
al que es caudal de ciencia inextinguible,
rogadle por nosotros.

Soldados del ejército de Cristo,
santas y santos todos,
rogadle que perdone nuestras culpas
a aquel que vive y reina entre nosotros. Amén

1 pensamiento sobre “Todos los santos

  1. Ofir

    Muy bonita esa oracion dedicada a Todos los Santos, que por cierto creo que esta mañana la he oido por la radio. Yo voy a colaborar con otra que venía en el libro de oraciones.en este día tan alegre en que celebramos y recordamos a todos nuestros santos:

    “Peregrinos del reino celeste,
    hoy, con nuestras plegarias y cantos,
    invocamos a todos los santos,
    revestidos de cándida veste.

    Estos son los que a Cristo siguieron,
    y por Cristo la vida entregaron,
    en su sangre de Dios se lavaron,
    testimonio de amigos le dieron.

    Sólo a Dios en la tierra buscaron,
    y de todos hermanos se hicieron.
    Porque a todos sus brazos abrieron,
    éstos son los que a Dios encontraron.

    Desde el cielo, nos llega cercana
    su presencia y su luz guiadora:
    nos invitan, nos llaman ahora,
    compañeros seremos mañana.

    Animosos, sigamos sus huellas,
    nuestro barro ser´ a transformado
    hasta verse con Cristo elevado
    junto a Dios en su cielo de estrellas.

    Gloria a Dios que ilumina este día:
    gloria a l Padre, que quiso crearnos,
    gloria al Hijo, que vino a salvarnos,
    y al Espírito quie él nos envia. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *