Así me he sentido en el santo rosario de esta noche en Boadilla. No me podía ni mover, apenas abrir la boca..los ojos casi para atrás..como en otra dimensión..como si hubiera descansado y a la vez tiritado sin parar, de frío helador ..sentía que debía no preocuparme tanto por los demás siempre y recogerme más, entregarme a Ella y vivir en su amor..muy pequeña y muy humilde..sin lucir nada y muy callada.Mi cuerpo se encorvaba y mi cabeza baja..no era digna de nada más que de rezarle y agradecer su amor.
Os llevé a todos; os aseguro que fui poniendo uno a uno con sus peticiones,que antes de ir al santo lugar, repasé.Siento que Ella escuchaba..venía una brisa muy fuerte..fue un santo rosario muy profundo; no aparición; me gusta ir por Ella..a rezarle en comunidad..fuimos 40 aprox..cada cual más disfrazado por el frío.Amén +