Comunión

      4 comentarios en Comunión

Recibo a diario los pensamientos y escritos del Padre Pío. Éste me hizo pensar pues yo deseo comulgar a diario.

“Sigue con la comunión y no te preocupes si no puedes recibir el sacramento de la penitencia. Jesús premiará tu buena intención. Recuerda lo dicho otras veces: mientras no se tenga conciencia de culpa grave, no te abstengas de comulgar.”
San Pío de Pietrelcina
Paz y bien

4 pensamiento sobre “Comunión

  1. MARIA DE LA PAZ

    que bueno lo que pones vero , a veces tengo la necesidad de confesarme y se me hace muy dificil , no estan los confesionarios disponibles para invitarte en todo momento , hay algunas iglesias que solo te ponen algunos dias de la semana una hora y media . antes esperaba el sacerdote sentadito a que te animaras a reconciliarte . por eso a veces cierro los ojos y le pido perdon con mucha pena y amor a que entre en mi corazon si asi lo desea .

  2. Ofir

    Recibir el cuerpo de Cristo en la comunion, es lo más importante de nuestrra vida espiritual y debe ser el centro de nuestra vida, y para recibir a tal Señor nuestro alma debe estar limpia, si bien nuestras imperfecciones y defectgos que siempre tenemos no son obstáculo para recibirlo, siempre con que nuesra voluntad sea cuando se pueda limpiarlo todo en una confesión.
    La comunión es nuestro alimento espiritual que necesitamos cada dia si es posible, para reforzar nuestrra fe y dar fortaleza a nuestro espiritu para afrontar todos los peligros, cruces y dificultades que en la vida se nos preseten.
    Así es que la comunión frecuente, hace que nuestro corazón tenga toda la paz y fortaleza espiritual para seguir el camino de santidad en nuestra vida

  3. vlu

    Que lindo ! Y cuanta razón tiene el Padre Pío !

    El Papa Benedicto XVI dice en su enciclica sobre la Eucarística algo que me impacta: Cuando comulgamos hay una explosión en nuestro cuerpo y alma, un proceso de transformacion de uno mismo.

    Que lindo, no? Alcanza una comunión para estar transformados, dejemos actuar a Dios !

    Para dejar obrar a Dios es necesario renunciar a uno mismo, así nos acermos más a Dios.

    Enciclica: http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/apost_exhortations/documents/hf_ben-xvi_exh_20070222_sacramentum-caritatis_sp.html

  4. Mónica Cortés Aparicio

    Antes de éste renacer , en la FE , era una persona de comunión dominical . O de comuniones , en las fechas de los tiempos litúrgicos fuertes , en la Iglesia . Iba a Misa por obligación , por rutina , por tradición familiar . Iba a Misa , sin terminar de entender por qué , para qué y cuánto era importante LA EUCARISTÍA y LA SANTA MISA . Llevaba un apostolado “recortado”, según mi conveniencia . Y una religión , acomodada a mi manera de ver y de entender y ésto bien entre comillas . Según el molde =mi molde . Según , lo que , desde mi soberbia , o FARISEÍSMO PRACTICO , creía ser , una buena cristiana . Una católica , que no hacía mal a nadie . Hacía mi exámen de conciencia . Me sentía tranquila aparentemente . Me confesaba , rezaba . Más bien recitaba . Le tenía miedo , a la voz de Dios . Al ENCUENTRO CARA A CARA con CRISTO . Pensar en comulgar en la semana , o asistir a misa en días hábiles , significaba algo impensable para mí . Después , cuando entré en DESIERTO , ese “conformismo en lo espiritual” , esa chatura , tibieza . Que me llevó a caer , en una frialdad total . Pero Dios PADRE , tenía reservados otros planes . En el que El SEÑOR ,actuaría para liberarme de todo eso . Y fué la intervención de la Santísima Virgen , en Tres cerritos – SALTA , la que transformó por completo con el mismo Cristo , mi modo de sentir , vivir y recibir a JESÚS SACRAMENTADO . Cambiando para siempre la manera de prepararme y agradecer el acto de comulgar . De participar en Misa . De recibir LA SANTA EUCARISTÍA . De transformarme en sagrario . Hoy , cada vez que comulgo , tu PRESENCIA SEÑOR , me afirma en TU AMOR !!!!. Me sumerge en tu MISERICORDIA ….!!!! . Me llena de LUZ . De PAZ . Me matiene de pié . Me nutre y fortalece tan íntimamente . Que el día que no te recibo , me siento vacía . Perdida . Incompleta . El reciberte a diario despertó esa hambre necesaria y vital de tu presencia . Por eso a quien lea esto aconsejo NO DEJES DE COMULGAR . COMULGÁ SIEMPRE QUE PUEDAS . SIEMPRE QUE NO HAYA CONCIENCIA DE PECADO GRAVE Y SIN CONFESAR . COMULGÁ . ACERCATE A ÉL . NO EXISTE NADA COMO LA SANTA EUCARISTÍA PARA LIBERAR , PARA RESTAURAR , PARA RENOVAR , PARA FORTALECER LA FE PERDIDA O LA FE EN REHABILITACIÓN . BENDITO !!!! SEAS SEÑOR PAN DE VIDA ! . –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *